top of page

Banxico congela las tasas: ¿Recorte hasta septiembre?


El Banco de México (Banxico) ha puesto en pausa las expectativas de un ciclo de relajación monetaria inmediata al mantener la tasa de interés objetivo en 11%. Esta decisión, tomada en la reunión de política monetaria del pasado 9 de mayo, ha generado diversas reacciones entre los analistas.


¿Adiós al recorte en junio?

Si bien algunos expertos esperaban un inicio temprano del ciclo de reducción de tasas, la postura de Banxico sugiere un enfoque más cauteloso. Las autoridades monetarias revisaron al alza sus proyecciones sobre la inflación, estimando ahora que el objetivo del 3% no se alcanzará hasta el último trimestre del 2025, en lugar del segundo trimestre del próximo año como se preveía anteriormente.


¿Qué dicen los analistas?

Las opiniones sobre el próximo movimiento de Banxico varían. Algunos estrategas mantienen la esperanza de un recorte en la reunión de junio, argumentando que la inflación muestra signos de mejora y que aún existe margen para la relajación monetaria.

Citibanamex, por ejemplo, proyecta que la tasa de política monetaria podría llegar a 9.25% para finales del 2024, con recortes continuos a partir de junio, incluso a un ritmo de 50 puntos base en noviembre y diciembre.

Por su parte, Luis López Vivas de AXA Investment Manager también prevé que el ciclo de relajación se reanude en junio, con recortes graduales en cada reunión. Su estimación para la tasa de política monetaria a finales de este año es del 10.25% y del 7.50% para fines del 2025.


¿Recorte hasta septiembre?

Sin embargo, otros analistas adoptan una visión más cautelosa. Intercam Banco, por ejemplo, ve señales que podrían retrasar el próximo recorte hasta la reunión de septiembre. Entre estas señales se encuentran la persistente inflación de servicios por encima del 5% desde mediados del 2022 y la reciente baja en la inflación subyacente, impulsada principalmente por la apreciación del peso.

Intercam estima que la inflación general repuntará en los próximos meses hacia un nivel cercano al 5% antes de comenzar a descender, mientras que la inflación subyacente cerraría el año en 4.0%. Bajo este escenario, consideran que Banxico no recortará hasta que la inflación general comience a descender y los servicios muestren una tendencia a la baja.


La Fed y su influencia

La postura de la Reserva Federal (Fed) también juega un papel importante en las expectativas para Banxico. La Fed ha señalado que mantendrá las tasas en el rango actual de entre 5.25 y 5.50% "por el tiempo que sea necesario", lo que podría limitar el margen de maniobra de Banxico para reducir las tasas de manera agresiva.


¿Qué esperar?

En general, el panorama para el próximo movimiento de Banxico es incierto. Si bien algunos analistas mantienen la esperanza de un recorte en junio, otros creen que podría retrasarse hasta septiembre o incluso más adelante. La decisión final dependerá de la evolución de la inflación, la postura de la Fed y otros factores económicos relevantes.



1 visualización

Comments


bottom of page